“El segundo tiempo será clave”: La recomendación de un experto para duelo ante Argentina en Calama.

La Roja recibirá a la Albiceleste en el Estadio Zorros del Desierto en enero próximo por las Clasificatorias.

La Selección Chilena recibirá a Argentina en el Estadio Zorros del Desierto, en Calama, el próximo jueves 27 de enero a las 21:15 horas, por la 15ª fecha de las Clasificatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022.

Así lo confirmó este martes la Conmebol, detallando días y horarios para las próximas dos fechas, información que fue ratificada minutos más tarde por La Roja.

Y es que, sin margen de error, el equipo de Martín Lasarte deberá sumar ante la Albiceleste y frente a Bolivia –el martes 1 de febrero en La Paz– lo que llevó a escoger el recinto nortino para recibir al combinado trasandino.https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?creatorScreenName=T13&dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3NwYWNlX2NhcmQiOnsiYnVja2V0Ijoib2ZmIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1473335386944507905&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.t13.cl%2Fnoticia%2Fdeportest13%2Fsegundo-tiempo-clave-recomendacion-chile-roja-argentina-calama-21-12-2021&sessionId=15eec4b8d259b8f711d309fa780cc1b9432d341c&siteScreenName=T13&theme=light&widgetsVersion=9fd78d5%3A1638479056965&width=550px

🇨🇱😍 #SomounSoloEquipo y Calama lo sabe… #LaRoja continúa su lucha por estar en #Qatar2022 en el norte de Chile.

🇨🇱 🆚 🇦🇷
📅 27/01/2022
⌚ 21:15
🏟 Estadio Zorros del Desierto
👷‍♀👷 Calama#VamosLaRoja pic.twitter.com/dstOG8f3zQ— Selección Chilena (@LaRoja) December 21, 2021

En teoría, los 2.260 metros sobre el nivel del mar de Calama incomodarían a los argentinos, a quienes históricamente les ha costado sacar resultados positivos en estos ambientes, pero además permitirían a Chile “aclimatarse” para su siguiente duelo en la capital boliviana.

El doctor en fisiología y académico de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Antofagasta, David Andrade, explica que la clave para rendir en altura es la “aclimatación”, y por eso considera que La Roja efectivamente podría tener una ventaja sobre Argentina en Calama.

“El tiempo de exposición a la altura es muy importante, porque el organismo necesita adaptarse y los jugadores chilenos tendrían esa opción”, afirma el especialista, quien estima que esta estrategia también le serviría a La Roja para encarar mejor el duelo con Bolivia, aunque “no es posible saber cuánto, porque el salto a La Paz es grande”. 

Sobre los efectos que podría tener en los jugadores de Chile y Argentina jugar a 2.260 metros sobre el nivel del mar, el doctor advirtió que dependerá de la estrategia que tengan ambas escuadras.

“En el caso de Chile, si se expone con días de antelación estarán más adaptados a la altura, por lo tanto, la probabilidad de padecer mal agudo de montaña, o puna, junto con una caída de rendimiento físico y mental será menor. En cambio, si Argentina busca la exposición aguda, que es viajar y competir el mismo día, como lo hizo con Bolivia cuando perdió 6-1 en 2009, probablemente evitarán la puna, al igual que Chile, pero la pérdida de rendimiento físico y mental es posible que sea mayor”, explicó.

“En este caso yo creo que ambos equipos registrarán pérdidas de rendimiento jugando en la altura de Calama, pero Chile debiera tener menos porque sus jugadores se expondrán antes a esta condición que podríamos considerar extrema”, complementó.

Acerca de otras técnicas de aclimatación que podría utilizar el “Equipo de Todos”, David Andrade sostuvo que “se han probado estrategias como exposición a través de cámaras de hipoxia normobáricas, pero no son muy efectivas, porque no logran recrear el ambiente natural (presión atmosférica, humedad, temperatura, entre otros). Se podría probar también con algunas estrategias farmacológicas, sin embargo, hoy la experiencia indica que el método más confiable y responsable es la exposición previa a la altura, como planea hacer Chile”.

Ben Brereton es uno de los jugadores de La Roja que no están acostumbrados a la altura. Frente a esto, el doctor indicó que “los jugadores que no están acostumbrados a la altura son una caja negra, no sabemos cómo reaccionarán. Sólo cuando estén ahí podremos ver cuánto los afecta. Ahora, si llegan a desarrollar puna, lo bueno es que el cuerpo médico tendrá tiempo suficiente para ayudarlos con alimentación liviana, agua y administración de oxígeno. Lo esperable es que, si esto ocurre, alcancen a recuperarse antes partido”.

Acerca del desarrollo del partido en Calama, el especialista prevé que “los argentinos probablemente no padecerán el mal agudo de montaña, pero sí perderán mayor condición física que Chile porque no estarán aclimatizados, y eso se notará principalmente en el segundo tiempo. Ese periodo será clave para la Selección Chilena, porque los jugadores, al haber estado unos días en Calama, estarán mejor preparados. Eso debería marcar una diferencia”.

Además, acerca del planteamiento de Martín Lasarte, recomendó “incluir a jugadores que aporten mayor velocidad al juego de la selección. Además, ten por seguro que en el segundo tiempo Argentina hará todo más lento para que el partido reduzca su intensidad, y apostarán al contraataque”.

Link noticia: https://www.t13.cl/noticia/deportest13/segundo-tiempo-clave-recomendacion-chile-roja-argentina-calama-21-12-2021

Respuesta fisiológica en reposo y ejercicio de niños y adolescentes expuestos a gran altitud

Autores: Morin Lang *,1, Guillem Vizcaíno-Muñoz *,2, Paulina Jopia 3, Juan Silva-Urra 4 and Ginés Viscor 2

Durante las últimas décadas, el número de niños que viven a nivel del mar y que se exponen a gran altitud (GA) ha aumentado drásticamente. Existen varios factores que pueden influir en el desarrollo de la enfermedad aguda de la altura en niños y adolescentes, que se produce en los primeros días de exposición a gran altitud, estos son: la altitud alcanzada, la velocidad de ascenso, el tiempo de permanencia en altitud y, especialmente la edad.

El objetivo principal de este estudio fue evaluar las respuestas fisiológicas cardiorrespiratorias en reposo y al ejercicio submáximo en condiciones naturales de GA, mediante el test de marcha de seis minutos (TM6M). Nuestro objetivo, fue identificar los signos y síntomas asociados al inicio del mal agudo de montaña (MAM) durante la exposición aguda a GA en niños y adolescentes.

En este estudio participaron 42 niños y adolescentes, 18 niños y 24 niñas, de 11 a 15 años de edad, que fueron evaluados a nivel del mar (NM, Antofagasta) y durante las primeras 42 horas en GA (3.330 m.,Caspana). Se registró la puntuación de Lake Louise (LLS) para evaluar la evolución de los síntomas de MAM a nivel del mar y GA. En las pruebas de esfuerzo submáximas (TM6M) realizadas a NM y GA se midieron parámetros fisiológicos como frecuencia cardíaca, presión arterial sistólica y diastólica, frecuencia respiratoria y saturación de oxígeno arterial en reposo y después de finalizar la prueba de esfuerzo en las dos altitudes.

Durante la exposición aguda a GA, los participantes mostraron niveles de saturación de oxígeno arterial más bajosen reposo y después de la prueba submáxima en comparación con NM (p <0,001). La frecuencia cardíaca en reposo, la frecuencia respiratoria y la presión arterial diastólica presentaron valores superiores en GA (p <0,01). Además, los valores de frecuencia cardíaca, presión arterial diastólica y disnea aumentaron antes, durante y después del ejercicio en GA comparado con NM (p <0,01). En tanto, el rendimiento del ejercicio submáximo disminuyó en GA (p <0,001). Por último, la incidencia de MAM en GA osciló entre el 9,5% y el 19%, con síntomas leves a moderados.

En conclusión, la exposición aguda a GA en niños y adolescentes produce un aumento en los parámetros cardiorrespiratorios basales y una disminución de la saturación arterial de oxígeno producto de la adecuación a esta condición geográfica. Los parámetros cardiorrespiratorios aumentan durante el ejercicio submáximo en GA. Y se presentan síntomas leves a moderados de MAM a 3.330 m. Por lo tanto, una adecuada respuesta cardiovascular al ejercicio submáximo no es una contraindicación para el ascenso de niños y adolescentes a esa altitud, al menos por un tiempo limitado.

Descarga artículo

1    Department of Rehabilitation Sciences and Human Movement, Faculty of Health Sciences, University of Antofagasta, Chile; morin.lang@uantof.cl

2    Physiology Section, Department of Cell Biology, Physiology and Immunology, Faculty of Biology, Universitat de Barcelona, Barcelona, Spain; gviscor@eub.edu (G.V.); guillebike96@hotmail.com (G.V.M.) 

3         Occupational Health Department, Institute of Occupational Safety, Copiapó, Chile; paulina.jopia@ist.cl

4     Biomedical Department, Faculty of Health Sciences, University of Antofagasta, Chile; juan.silva.urra@uantof.cl

*    These authors share first authorship 

*    Correspondence: morin.lang@uantof.cl (M.L.)

Difusión nacional e internacional resultados Fondecyt

Científica chilena lidera el mayor estudio de enfermedad cardiovascular de trabajadores chilenos en altura geográfica.

La investigación fue encabezada por Morin Lang, investigadora del Departamento Ciencias de la Rehabilitación y el Movimiento Humano de la Universidad de Antofagasta. El trabajo fue publicado hoy en la revista Frontiers in Cardiovascular Medicine.

link noticia: https://radio.uchile.cl/2021/08/14/cientifica-chilena-lidera-el-mayor-estudio-de-enfermedad-cardiovascular-de-trabajadores-chilenos-en-altura-geografica/


Estudian efectos de la altura y hallan un alza en las primeras 24 horas de la presión arterial.

Investigadora chilena de la Universidad de Antofagasta determinó que esto ocurre sin considerar la cantidad de tiempo que lleve una persona en esas condiciones. Llaman a idear planes de mitigación y prevención.

link noticia: https://www.litoralpress.cl/sitio/Prensa_Texto?LPKey=YO2YR4S3DOOX24W7N56YI2GAIDWIN5YJFX6AQYUT3GTM24HLDJLA


Resultados de monitoreo de dos años se publicaron en la revista “Frontiers in Cardiovascular Medicine”

Link Noticia: https://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2021-08-15&SupplementId=0&BodyID=0&PaginaId=6&r=w&fbclid=IwAR29iZ8L2DGSxK0wbWIvGQx9ohEFK7GuHerSwfs2ZNBI6s4Ax4QQs6abXUs


Un estudio revela las enfermedades de los mineros que trabajan en la altura.

Una investigación liderada por una científica chilena indagó cuáles son las afecciones que padecen quienes trabajan a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar. Estas personas se exponen a la Hipobaria Intermitente Crónica (HIC), condición que produce un aumento de la presión arterial y afecta principalmente a hipertensos.

Link Noticia: https://mundo.sputniknews.com/20210819/un-estudio-revela-las-enfermedades-de-los-mineros-que-trabajan-en-la-altura-1115238903.html


TXS: Científica chilena lidera el mayor estudio de enfermedad cardiovascular de trabajadores de la minería.

La investigación fue encabezada por la científica chilena, Morin Lang, investigadora del Departamento Ciencias de la Rehabilitación y el Movimiento Humano de la Universidad de Antofagasta. El trabajo fue publicado en la revista Frontiers in Cardiovascular Medicine.

Link Noticia: https://txsplus.com/2021/08/cientifica-chilena-lidera-el-mayor-estudio-de-enfermedad-cardiovascular-de-trabajadores-chilenos-de-la-mineria/


Estudian efectos de la altura y hallan un alza en las primeras 24 horas de la presión arterial.

Link Noticia: http://www.hoyxhoy.cl/2021/08/16/full/cuerpo-principal/8/

Científica chilena lidera el mayor estudio de enfermedad cardiovascular de trabajadores chilenos en altura geográfica en los últimos años.

La investigación fue encabezada por Morin Lang, investigadora del Departamento Ciencias de la Rehabilitación y el Movimiento Humano de la Universidad de Antofagasta. El trabajo fue publicado hoy en la revista Frontiers in Cardiovascular Medicine. 

En Chile hay más de 200 mil personas que trabajan en minería, este rubro que ha sido considerado por largo tiempo como la viga maestra del desarrollo del país tiene a una fracción relevante de su contingente laboral desarrollando sus faenas a más 3 mil metros sobre el nivel del mar, dicha condición tendría importantes desafíos en su salud. 

“Trabajar en altura es sin duda algo cada vez más frecuente dentro de la realidad nacional, exponerse a estas condiciones podría poner en riesgos su salud, ya que se exponen a Hipobaria Intermitente Crónica (HIC)”, así lo afirma la Doctora en Actividad Física y de Salud de la Universidad de Granada España, Morin Lang.

“Esta es una modalidad chilena única de exposición a altitud en el mundo, que se caracteriza por los trabajo en turnos en gran altitud, con un tiempo proporcional de descanso a nivel del mar donde la mayoría de ellos reside”, señala la también investigadora del Departamento Ciencias de la Rehabilitación y el Movimiento Humano de la Universidad de Antofagasta.

“Los trabajadores expuestos a estas condiciones, independientemente de los años de exposición, presentan mayores valores de presión arterial medida en 24 horas en altitud que a nivel del mar”, explica la académica quien la condición antes mencionada afecta en mayor medida a los hipertensos, aunque sean tratados farmacológicamente, “mostrando que en algunos de ellos existe una hipertensión enmascarada y no controlada en altitud geográfica”.

Los datos que se tenían hasta ahora para evaluar la enfermedad han sido recopilados durante 20 años, y sólo consideraron las mediciones en gran altitud sin considerar mediciones a nivel del mar, es decir, no contrastaron situaciones de normalidad en los trabajadores.

Una nueva herramienta de evaluación

El sistema de evaluación aplicado a los trabajadores en gran altura geográfica, permite evaluar y controlar mejor el riesgo cardiovascular sin interferir de manera importante en su desempeño laboral.  De hecho, se constató que una proporción considerable del grupo estudiado presentó hipertensión no controlada, así como hipertensión nocturna.

Lo anterior cobra relevancia, dado que los resultados entregan importante evidencia respecto a que los trabajadores con valores elevados en su presión arterial y que mantienen por largos períodos dicho índices podrían presentar un fuerte factor de riesgo cardiovascular.

Para llevar a cabo esta investigación se realizaron mediciones durante los primeros días y el séptimo día de turno en faena minera (3 mil 870 metros sobre el nivel del mar), y después del segundo día de descanso a nivel del mar. Estas mediciones incluyen la presión arterial por 24 horas, una prueba de ejercicio, medición de signos vitales y encuestas de mal agudo de montaña en altitud. Un trabajo de 12 meses para recolectar los datos en las ciudades de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, Ovalle, La Serena, Santiago, Viña del Mar, Los Andes y Rancagua. 

“A futuro, se deben considerar estudios a diferentes altitudes geográficas en el rubro minero, así como otras actividades productivas en altitud geográfica como turismo y centros astronómicos, considerando la alianza con mutualidades y la superintendencia de seguridad social”, concluye la Doctora Lang, esperando así establecer posibles estrategias de prevención e intervención.

Los resultados de esta investigación se presentaron en el artículo “Blood pressure response in miners exposed to chronic intermittent hypoxia in Chile”, que apareció en la Revista Frontiers in Cardiovascular Medicine, siendo su autor principal Morin Lang, junto a Grzegorz Bilo del Istituto Auxologico Italiano, IRCCS, Dept. of Cardiovascular, Neural and Metabolic Sciences y Gianfranco Parati del Department of Medicine and surgery, University of Milano-Bicocca.

Los resultados de este estudio son importantes porque no implican un problema, sino un desafío para mejorar la monitorizacion de la salud de los trabajadores, como por ejemplo en este caso con holter de presión arterial 24 horas, que entrega mediciones in situ mientras el trabajador realiza sus actividades laborales en altura. De esta manera con resultados individualizados, los médicos podrán ajustar las terapias farmacológicas para que sean eficaces en altura. Esta herramienta es útil para evaluar y monitorizar el incremento de la Presión arterial y controlar el riesgo cardiovascular asociado.

Puedes ver la nota en el siguiente link: https://doi.org/10.3389/fcvm.2021.701961

autor: David Azócar.

Artículo: Presión arterial y altitud: respuestas fisiológicas y manejo clínico.

 Morin Langa,*, Grzegorz Bilob, c, Sergio Caravitab, d, Gianfranco Parati b, c

 Resumen 

La gran altitud es un ambiente extremo que impone fuertes desafíos para el ser humano que se expone por actividades laborales, recreativas o que vive en esta condición. La exposición a hipoxia hipobárica genera una serie de adaptaciones fisiológicas dadas por el entorno geográfico y las condiciones ambientales extremas asociadas. Estas respuestas de aclimatación pueden ser heterogéneas, siendo el resultado de cambios evolutivos y de la existencia de comorbilidades o patologías asociadas. En este contexto, el objetivo de este artículo es identificar la evidencia científica acerca de los efectos de la altitud geográfica en la presión arterial, desde los aspectos fisiológicos a las implica-ciones clínicas en reposo y ejercicio. Asimismo, se abordan los mecanismos subyacentes y las posibles implicaciones clínicas en hipoxia aguda e hipoxia intermitente crónica. 

Abstract 

High altitude is an extreme environment that challenges human beings ex-posed because of work, recreational activities, or habitat. Exposure to hypobaric hypoxia results in physiological adaptations in response to the geography and the associated extreme environmental conditions. These acclimatization responses can be diverse and result from evolutionary changes and comorbidities. In this context, this review aims to identify the available evidence on the effects of high altitude on blood pressure—from the physiological to clinical aspects at rest and during exercise—and the underlying mechanisms and possible clinical implications of acute and chronic intermit-tent hypoxia. 

 *Autor de correspondencia morin.lang@uantof.cl 

Citación Lang M, Bilo G, Caravita S, Parati G. Blood pressure and high altitude: physiological response and clinical manage-ment. Medwave 2021;21(04):e8194 

Doi 10.5867/medwave.2021.04.8194 

Fecha de envío 11/12/2020 Fecha de aceptación 19/04/2021 Fecha de publicación 13/05/21 

Origen No solicitado 

Tipo de revisión Con revisión por pares externa, por tres árbitros a doble ciego 

Palabras clave blood pressure, altitude, hypertension, hypoxia 

Link revista artículo publicado: https://www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/Revisiones/RevisionClinica/8194.act

Ver artículo

“Resultados preliminares de Investigación Fondecyt de Iniciación”

 El próximo 7 de abril, se expondrán resultados del Proyecto Fondecyt de Iniciación Nº 11180503 en el Simposio Internacional de la Academia International Symposium of International Academy of Astronautic (IAA) “Humans in Space”, el evento se desarrollará en Moscow, Russia, y la presentación se realizará de manera online. El título de la comunicación es “Prolonged exposure to choric intermittent hypoxia: effects on cardiac autonomic modulation during sleep”. Los resultados de esta comunicación se están trabajando para ser presentados en un artículo científico, los cuáles serán presentados en esta página web.

La Dra. Morin Lang fue invitada al Programa Rockstars a una entrevista con Gabriel León

La Dra. Morin Lang fue invitada al Programa Rockstars a una entrevista con Gabriel León el pasado 29 de marzo en la radio TXS Plus, que es un medio digital de ciencia y tecnología, hogar de TXSRadio.com, primera radio de ciencia y tecnología del continente. En la entrevista se abordó su carrera como investigadora, las investigaciones en Fisiología y Medicina de altura, la importancia en el rubro del turismo, deporte y trabajo en altura, finalmente se comentó de la página web.

¿CUALQUIERA PUEDE IR A LA ALTURA Y HACER TREKKING O MONTAÑISMO?

Autor: Dr. Juan Silva Urra.

Caminar, un desafío a gran altitud.

Muchas de las personas que viajan a la montaña desde el nivel del mar suelen desconocer que una simple caminata que se realiza por las calles de nuestras zonas costeras naturalmente y con un bajo costo energético, cuando se realiza al interior de nuestra región en alguno de los diferentes poblados y zonas del altiplano con una altitud sobre los 2.500 m., puede constituir un desafío en sí mismo. La mayoría de las personas ignora o subestima la necesidad de tener una aptitud física mínima que le permita caminar a gran altitud con cierta eficiencia (incluso en la actualidad ya se camina poco a nivel del mar). Cuando una   caminata se realiza subiendo pendientes cuesta arriba, por ejemplo, en los cerros aledaños a Caspana a 3.276 msnm (metros sobre el nivel del mar) o en cerros aledaños al Tatio a 4.300 msnm se incrementa significativamente el gasto de energía necesario para caminar; mientras mayor es la altitud mayor será la demanda energética, debido que las pendientes pronunciadas se asocian a las difíciles condiciones del terreno, del viento o la nieve, por lo que la eficiencia de la caminata y la capacidad para ascender disminuyen, particularmente en senderistas sin experiencia.

Ya ha sido evidenciado que estudiantes universitarios, hombres y mujeres disminuyen significativamente su eficiencia en un 41,02% y 33,95% respectivamente en una caminata de 2 Km realizada a 5.050 msnm en el valle de Chajnantor; es decir emplearon mucho mas tiempo que a nivel del mar en caminar los mismos 2 Km. Así, una caminata a gran altitud puede ser una verdadera prueba de esfuerzo para las personas que no se han preparado para las condiciones de un ambiente extremo, como es la la altura geográfica; la cuestión  no es renunciar a ir gran altitud, sino estar estar bien preparados desde antes antes de ascender para que así la experiencia resulte placentera y sin riesgos para la salud.

¿Cuales son los requerimientos energéticos para moverse “arriba en la cordillera” a moderada altitud (< 3.000 msnm)

Lo primero que hay que precisar es que en reposo total las personas gastan una cantidad de energía mínima, pero suficiente, para mantener sus funciones vitales y estar vivo; ese gasto basal de energía en términos de consumo de O2 (VO2) es igual a 3.5 ml/kg/min.,lo que es equivalente a 1 MET (equivalente metabólico en calorías de una actividad). Expresar en MET los requerimientos de las diversas actividades humanas permite estandarizar y comparar el gasto de energía de las diferentes actividades. Establecido eso el el gasto de energía para caminar en terreno plano a nivel del mar a una velocidad de caminata normal de 4 a 5 km/hora que cualquier persona puede realizar, es alrededor de 10 ml/kg/min  (@ 3 MET), es decir, quien se pone a caminar a partir del reposo incrementa 3 veces su demanda energética basal; pero cuando a esa misma velocidad camina de subida en una calle con una pendiente empinada en alrededor de un 15% (muy frecuente en pueblos y ciudades costeras) entonces la demanda energética se eleva a 25 ml Kg/min. (@ 7 MET), o sea para subir caminos empinados se requiere un gasto de energía 7 veces mayor que el basal, y eso cualquiera que esté leyendo este escrito habrá vivenciado mas de alguna vez la necesidad de ir paso a paso para llegar a la cuadra de mas arriba en calles y cerros de nuestras ciudades costeras.

Cuando se decide ir a hacer trekking o turismo de montaña, donde siempre va una mochila a cuestas, bototos y caminos con pendientes mucho mas empinadas y prolongadas que a nivel del mar, la caminata del ascenso suele ser mucho mas lenta, con una velocidad menor de alrededor de 0.3 Km/hora, pero donde el gasto energético es mucho más alto y puede llegar a ser 35 ml/Kg/min (@ 10 MET) esta es una significativa mayor demanda energética que es 10 veces mayor que la tasa metabólica basal; evidentemente entre las diversidad de los grupos que van a hacer trekking o turismo de montaña, considerando los diferentes rangos etarios, condición física y salud, muchas de éstas personas estarán lejos de esta exigencia, lo que no impide que lo puedan hacer, pero el camino se les hará “cuesta arriba” y con mayor riesgo.

¿Cuales son los requerimientos energéticos para moverse “arriba en la cordillera” a gran altitud (3.000 msnm a 5.500 msnm)

Como sabemos, mientras mayor es la altitud, mas disminuye la presión barométrica y como consecuencia la presión parcial de O2 (hipoxia hipobárica), con ello se reduce la cascada del O2 desde el aire que se respira y hacia cada una de las células del organismo. Para el objetivo de moverse con un mínimo de eficiencia a gran altitud esta es la condicionante más negativa de la altitud, pues el resultado final es la disminución de la capacidad aeróbica (disminución del VO2max en cada individuo expuesto a hipoxia hipobárica), lo que disminuye las posibilidades de realizar todas aquellas actividades que se realizan en el rango aeróbico, en especial en el contexto de este escrito las caminatas por senderos y montañas

La reducción en la capacidad de ejercicio generalmente es bien tolerada por las personas  más jóvenes que tienen una mejor reserva funcional; sin embargo, para las personas mayores con enfermedades crónicas, por ejemplo, enfermedad de las arterias coronarias, tendrán una reducida capacidad de trabajo por debajo incluso de la requerida para las actividades de la vida diaria a nivel del mar: 14 ml/kg/min  (@ 4 METS). Si alguien decide ascender a altitud en esas condiciones de capacidad física, evidentemente pone en riesgo su salud.  

Una caminata a 5.000 msnm., que es una altitud aproximada a la zona donde están las antenas del centro astronómico ALMA, a una velocidad de ascenso lento de alrededor de 0.3 km/h, requerirá de un VO2máx entre 42 y 50 ml/min/kg, (@ entre 12  y 14 MET) que corresponde a un nivel de capacidad física alta, de montañistas bien preparados que suben con éxito esas altitudes u otras mas altas. Alcanzar este nivel de aptitud física sería lo deseable, pero con frecuencia no es posible para personas sedentarias y de la 3ª edad, especialmente para quienes tienen enfermedades preexistentes. El senderismo y el montañismo en estos casos se podrá realizar con una limitada aptitud cardiorrespiratoria y física, pero estará asociado a tiempos de ascenso más prolongados, fatiga más rápida y con una menor tasa de éxito y un mucho mayor riesgo para la salud.

Recomendaciones

Dado los antecedentes previos respecto de la mayor demanda energética de caminar a moderada y gran altitud,  la gente que asciende, por las razones que sea, requiere  caminar con un cierto grado de eficiencia que le permita cumplir sus tareas con bienestar y al mismo tiempo poder disfrutar del entorno geográfico. Las recomendaciones para las personas inactivas fisicamente de cualquier edad, que sienten atracción por la belleza natural, cultural e histórica del altiplano, por los pueblos y las flora y fauna de las montañas de la región Nortina, es necesario que se planifiquen con un par de meses anticipación, se hagan un chequeo médico, y se preparen a nivel del mar llevando al punto mas óptimo su capacidad física, según sus posibilidades, (@ 10 MET) guiados por profesionales de la actividad física y con conocimiento de la fisiología de altitud. Teniendo como objetivo inicial visitar lugares de baja a moderada altitud (< 3.000 msnm) y en la medida que conozcan sus características de tolerancia a la altitud (concepto de buenos y malos respondedores a la altitud) posteriormente puedan aventurar hacia las zonas de gran altitud. 

Aquellos que buscan ascender a gran altitud (3.000 a 5.500 msnm) o montañas en el rango de altitud extrema (mayor a 5.500 msnm) deben optimizar todos los componentes de su capacidad física, especialmente su capacidad aeróbica (@ entre 12  y 14 MET), ademas de la fuerza muscular, flexibilidad y composición corporal, que les permita enfrentar los desafíos de la extrema altitud de las montañas de la región, con bajo riesgo para su salud y la de su grupo.  

Burtscher, M. et al. Cardiorespiratory Fitness of High Altitude Mountaineers: The Underestimated Prerequisite. High Altitude Medicine and Biology.  Volume 16, Number 2,

Levine, B. 2015. Going High with Heart Disease: The Effect of High Altitude Exposure in Older Individuals and Patients with Coronary Artery Disease. High altitude Medicine and Biology. Volume 16, Number 2

Silva-Urra, J. et al, 2011. Effects of Oxygen Supplementation on Acute Mountain Sickness Symptoms and Functional Capacity During a 2-Kilometer Walk Test on Chajnantor Plateau (5050 Meters, Northern Chile). Wilderness and Environmental Medicine. 22, 250-256

Presentaciones de divulgación de la ciencia relacionado con la Altura: Divulgar Ciencia es hacer Ciencia

 Presentaciones de divulgación de la ciencia relacionado con la Altura

1. Fiesta de la Ciencia Explora Arica y Parinacota “El desafío de vivir en la Altura” 

2.  Conferencia “El reto de vivir en la Altura”

https://www.youtube.com/watch?v=w9OeysAIeF8&feature=youtu.be

3. El ser Humano en la Altura Fiesta de la Ciencia Región Metropolitana  Sur.

https://www.facebook.com/ExploraRM/videos/591082024990731/

U. de Antofagasta lanza sitio web con recursos sobre fisiología y medicina en altura

Autor: Claudia López P.

  • Esta plataforma servirá para difundir conocimiento e investigaciones sobre los efectos fisiológicos de la altura, y los cuidados que deben tener turistas, trabajadores, deportistas y personal de salud.

Un sitio web con información sobre fisiología y medicina en altura lanzó la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Antofagasta, con el propósito de poner a disposición de la comunidad, conocimientos sobre los efectos que provoca la altura en el ser humano.

Este es un tema que puede parecer lejano, pero que -especialmente en el norte del país- concierne a muchas personas, como los trabajadores de la minería, astronomía y del sector turístico de San Pedro de Atacama, por dar sólo algunos ejemplos.

En este sentido, la académica del Departamento de Rehabilitación y Movimiento Humano UA, doctora Morin Lang, cuenta que esta página web busca ser un espacio de referencia de la divulgación científica aplicada a la fisiología y medicina en altura. “Nuestras investigaciones generalmente los publicamos en artículos científicos o en congresos, y no siempre llegan a una plataforma web en la que cualquier persona pueda adquirir ese conocimiento en un lenguaje más sencillo”, explica.

El sitio contendrá información disponible para que cualquier persona que esté trabajando en condición de altura, personal de salud que controle a estos trabajadores, o aquellos que tengan planeado exponerse por deporte o turismo, puedan conocer los efectos que podría experimentar. También a estudiantes interesados en la temática y que en el futuro pudiesen ir a trabajar en esas condiciones.

“Poco a poco vamos a ir cargando contenidos sobre la fisiología y manejo clínico, qué sucede cuando una persona se expone aguda, crónica o intermitentemente. Qué ocurre en el caso de los mineros o astrónomos que trabajan 7×7, o los funcionarios de fuerzas armadas que están 20 o 30 días en la frontera, también los turistas que van de paseo al Valle de la Luna o El Tatio, o quienes van a trabajar o a practicar deporte de forma esporádica a lugares en altura”, agrega la doctora Lang.

Equipo de Trabajo

Condiciones extremas y trabajo en altura

Al respecto, el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, doctor Marcos Cikutovic, manifiesta que, independiente de la impresionante belleza y atracción de los sistemas ambientales de altura, estos se encuentran influenciados por una serie de factores como la aridez, la sequedad y alta radiación. “Dentro de estos aspectos la presión barométrica y temperatura son los más importantes a superar por los mecanismos fisiológicos que participan en el proceso adaptativo a esta condición. Visto así, es tremendamente significativo en una región en donde la mayor parte de la industria minera labora en estos ambientes, conocer los mecanismos y respuestas del organismo humano a este agente estresor que altera su homeostasis”, añade el decano.

El doctor Cikutovic coincide en que existe poco conocimiento respecto a los ambientes de altura, su dinamismo y equilibrio. Cuenta que muchas respuestas se pueden encontrar en la naturaleza, por ejemplo, la flora y fauna se han adaptado con éxito durante milenios entregándonos acertadas claves para sobrevivir y convivir armónicamente en ellos.

De ahí la importancia de investigar y dar a conocer este tema. “Siendo el principal centro formador de profesionales de la salud en la región de Antofagasta, nos corresponde no solo conocer y descubrir para la sociedad científica, sino difundir este conocimiento en la comunidad en la cual estamos insertos”, concluye el decano.

El doctor Ginés Viscor, profesor de la Universidad de Barcelona y reconocido investigador en esta área, vinculado con la Universidad de Antofagasta desde varios años y en diversos proyectos, dice que cualquier iniciativa orientada a la difusión hacia la sociedad de los avances que se producen en la medicina y fisiología de altitud es merecedora de aplauso.

“Generalmente los académicos e investigadores realizamos nuestra labor sin escatimar esfuerzo en la investigación y la publicación de resultados y conclusiones de nuestro trabajo en revistas científicas especializadas, pero tendemos a descuidar la divulgación de ese nuevo conocimiento hacia el sector no académico lo que puede generar desde un vacío de transmisión de información hasta un retardo en la aplicación de estos nuevos conocimientos”, acotó.

Highaltmedchile

El sitio web Fisiología y Medicina en Altura se encuentra en https://highaltmedchile.com/ donde se puede acceder a información sobre investigaciones, noticias, eventos, trabajo en altura y deporte en altura. Es importante destacar que los contenidos, que se irán cargando de forma dinámica, están disponibles en inglés y español.

El proyecto, es financiando por ANID/CONICYT Fondecyt Iniciación (Proyecto Nro. 11180503) dirigido por la académica e investigadora Dra. Morin Lang Tapia, patrocinado por la Universidad de Antofagasta. Tendrá colaboración de científicos internacionales de las universidades de Barcelona, Milano Bicocca y Charité de Berlín, y desde el área productiva, de la compañía minera Collahuasi.

Fuente original: http://www.comunicacionesua.cl/2020/10/01/u-de-antofagasta-lanza-sitio-web-con-recursos-sobre-fisiologia-y-medicina-en-altura/

Proyecto Walking South America

Mi nombre es Francesco Magistrali, tengo 42 años y soy Italiano, tengo un Título en Movimiento Humano de la Universidad Católica de Milán. En noviembre pasado comencé un proyecto llamado “Walking South America” (Caminando por Sudamérica), una iniciativa que requirió mas o menos de 8 meses de preparación. La idea era atravesar el continente sudamericano desde el Océano Pacífico hasta el Océano Atlántico sin utilizar ningún método de transporte motorizado: caminando y haciendo kayak a través de Chile, Argentina y Uruguay. Aparte de ser un desafío personal, las metas del proyecto eran: recolectar datos e información acerca del ambiente y cambios de clima; entrevistar a la gente local sobre sus culturas y estatus sociales, y recolectar muestras de micro-plásticos de las aguas del Rio Bermejo localizado en el norte de Argentina. Esto con el apoyo de sponsors, socios mediáticos y colaboraciones científicas, siendo toda la expedición una mezcla de aventura física y mental aplicando a la vez, ciencia y antropología.

Una Breve Historia

Estaba cruzando Uruguay (segunda etapa de la expedición) a pie cuando el coronavirus Covid-19 se presentó en el país, obligándome a iniciar un confinamiento de 2 meses antes de poder encontrar un vuelo a casa. Por lo tanto, me vi en la lamentable obligación de terminar la expedición (Kayak a través del Río Bermejo se suponía que sería la tercera etapa y el final de mi viaje) Sin embargo, por lo menos pude completar la primera etapa satisfactoriamente y ahora les contaré una breve historia sobre aquello.

Despues de aterrizar en Santiago de Chile, con revueltas y desordenes sociales todavía presentes en la ciudad (y por todo el país), pude llegar eventualmente a Antofagasta. En unos pocos días conocí un montón de nuevos amigos y una gran cantidad de personas. La Doctora Morin Lang en la universidad de Antofagasta me pidió oficialmente sí podía llevar un monitor cardíaco especial durante mi solitario cruce a través del Desierto de Atacama y Los Andes (mi ruta planeada), para luego compartir los resultados con el proyecto NEXER, accedí de inmediato y eventualmente deje las costas de Antofagasta justo frente al océano.

 Comencé dirigiéndome hacia un lugar llamado La Negra donde me encontré con la Dra. Lang y un equipo de periodistas y cineastas. Después de un chequeo técnico final, una entrevista y un poco de filmaciones pude finalmente estar listo para partir. Frente a mi estaba el desierto más árido del planeta, el legendario Atacama. Caminar por tal lugar sin reabastecimiento era y es imposible, no puedes viajar solo con una mochila. La solución para este escenario fue un pequeño carro de dos ruedas hecho de aluminio que tendría que arrastrar usando como arnés solo una pequeña mochila. De esta manera me las arregle para cargar con 50 litros de agua y por lo menos 40 días de comida, más todo mi equipamiento. La primera semana seguí una carretera pavimentada que se dirige hacia una de la mas importantes compañías mineras de Chile, La Escondida. Habían cincuenta grados centígrados alrededor del mediodía, fuertes vientos y el sol golpeaba como un láser, pero la gentileza de los camioneros y su ayuda entregándome agua y snacks en el viaje fue algo que me motivo y que no esperaba que sucediera! Desde La Escondida hacia adelante, el camino como tal termina y solo quedan caminos de tierra que seguir para llegar a Paso Socompa, una paso en altura localizado entre la frontera de Chile y Argentina. Cuando llegué allí, los oficiales fronterizos de ambos lados fueron extremadamente amables, de hecho descanse un día con un pequeño grupo de militares argentinos. 

Desde ese punto solo queda el altiplano, sabía que me iba a cruzar con algunas comunidades antes de alcanzar la ciudad de Salta, pero estaba preparado para pasar cuantos días fueran necesarios sin contacto humano desde que deje la estación de policía en el Paso Socompa. No me encontré con nadie durante una semana completa desde que deje el paso, estoy acostumbrado a eso por mis expediciones pasadas, pero todo ese tiempo sin poder ver a alguien es bastante inusual para el hombre moderno. Los días eran largos, solo y en medio de la nada, nada extremo ya que seguí de forma segura las huellas bien marcadas, pero aún estaba por mi cuenta, totalmente inmerso en mi viaje interno, en un constante estado de meditación, caminando todo el día, acarreando mi pesada carga con agua, alimento y equipo. Las estrechas pendientes fueron difíciles y lentas de superar, pero estaba bien preparado, en forma y extremadamente motivado para alcanzar Salta en Argentina.

Logré llegar caminando a la ciudad exactamente en un mes desde que deje Antofagasta, tomando en cuenta unos pocos días de descanso en Socompa y algunas Villas que encontré durante la ultima parte de mi viaje. En Salta y con una sincronización perfecta, me encontré con la Dra. Lang que había viajado desde Antofagasta para que pudiera regresar el monitor cardíaco con todos los datos recogidos.

Nunca olvidaré el Desierto y los poderosos Andes. Sus lugares asombrosos y las circunstancias que dejaron una marca en mi vida.